Aparatología removible

Ya te he entregado tu “aparatito” en la consulta, y te he dicho que aquí podrás encontrar consejos de manejo, uso y cuidado de tu aparato  🙂

 

Aparato removible
La estructura es de plástico y metal. Es resistente, pero hay que cuidarlo para que te dure todo el tiempo de tratamiento.

 

Debes ser responsable, ya que la aparatología removible es muy efectiva siempre y cuando la uses pues depende totalmente de tu colaboración. Al ser “de quita y pon” (no lo utilizas para comer, ni para hacer deporte…) si no lo usas el tiempo necesario, no se alcanzarán los objetivo propuestos.

 

INSTRUCCIONES DE MANEJO, CUIDADO Y MANTENIMIENTO

El aparato debe llevarse el tiempo que te he recomendado; tu caso es único, por eso no te valen las mismas instrucciones que las de tus amigos o compañeros del cole. Sigue las pautas que te di.

 

 

Adaptación y acostumbramiento

Al principio:

  • Notarás una sensación de ocupación o cuerpo extraño en la boca, que normalmente, desaparece en un periodo variable de unos días a unas semanas según vayas acostumbrándote a él.
  • Te aumentará la producción de saliva, aunque esto se irá normalizando poquito a poco.
  • Te cambiará un poco el habla.  Asi podrás tener dificultad para pronunciar  algunos fonemas, por lo que probablemente necesitarás un entrenamiento para vocalizar ciertas palabras.  Es por lo que te animo a que leas los primeros días en voz alta para ir familiarizándote: ya verás cómo se normaliza tu forma de hablar en unas pocas semanas.
  • Puedes notar dolor o algunas molestias donde se apoya el aparato. Si aumentan o no ceden al cabo de 4 o 5 días, o si se te forman heridas, rozaduras o llagas debes acudir a la consulta.

 

Colocación y desinfección

Los aparatos de ortodoncia removible se deberían colocar dentro de la boca con los dedos mojados. Nunca los introduzcas y muerdas sobre ellos sin estar colocados situados debidamente, porque puede fracturarlos o producirse heridas en las encías.

                                     

 

Retíralos también con los dedos, procurando traccionar a la vez de los dos lados, ya que si lo desnivelas al desinsertarlo puede causarte heridas en las encías.
Tras retirarlos, también con los dedos, lávalo y deposítalo en su cajita.

Cajitas para guardar el aparato. Colócale una etiqueta con tu nombre y tu teléfono para identificarla por si la perdieses, aunque tu aparato es único y solo te sirve a ti, así podrán recuperarlo.

 

No lo envuelvas en una servilleta, porque puedes tirarlo descuidadamente al cubo de la basura, y aquí soy muy pesada, cuando no esté en la boca, guarda en su cajita, porque ya son varios pacientes los que perdieron el aparato por tirarlos en un descuido a la basura envuelto en una servilleta.

Cuidados y conservación

  • No dejes el aparato nunca cerca de una fuente de calor, porque puede deformarse, al fin y al cabo es un plástico especial, pero es un plástico ( No encima ni cerca del radiador, aire acondicionado… ni dentro del coche en verano, ya que sube mucho la temperatura y se puede deformar)
  • Cuidadito si tienes perro: Mejor no dejar  el aparato a su alcance, ya que los aparatos desprenden un olor que es altamente atractivo para ellos y te puedes quedar sin el aparato. Por eso, colócalo en su cajita en un sitio alto al que el perrito no pueda acceder, tengo alguna historia ya de algún paciente al que su perro se comió el aparato…
  • Debes usar el aparato con la frecuencia que te he recomendado, ya que, si pasa mucho tiempo fuera de la boca, puede costarte adaptarlo de nuevo.

Higiene
Los aparatos deben limpiarse todos los días, en todas sus partes con un cepillo que dejes para él. 

   

Puedes usar un cepillo de uñas que suele ser un cepillo de cerdas duras, un cepillo de dientes que dejes para limpiar el aparato, el cepillo que te entregué en la consulta … el que tú quieras, pero utilízalo, ya que la higiene de tu aparatito es  de suma importancia.

 

 

Siempre por favor con agua fría y jabón, o pasta de dientes.  Ocasionalmente pueden utilizarse soluciones/pastillas que venden en la farmacia y  que ayudan a mantenerlos limpios y a evitar olores desagradables. Esto puedes hacerlo cada 15 días.

Pastillas limpiadoras para aparatos removibles de la marca Vitis

Y algo que parece una obviedad, pero por favor nunca hervir el aparato en agua caliente (con el objetivo de desinfectarlo, como se hace con los chupetes) ya que se deformaría.

Revisiones e incidencias
Es muy importante que cumplas el plan de revisiones que te he recomendado.
Sin control, los aparatos removibles pueden producir un efecto contrario al que se desea, o un efecto desmesurado.

En caso de rotura del aparato, o de heridas con su uso, debes acudir inmediatamente a la consulta para realizar las correcciones oportunas o mandarlo a reparar.

Espero que estos consejos que he escrito con cariño te sean útiles, y uses  y cuides tu aparato para que te dure el tiempo de tratamiento y así podamos conseguir los resultados que buscamos.  Cualquier duda, pregúntame!

Ánimo! 🙂