INVISALIGN. La alternativa a los brackets

Ahora que has decidido comenzar con tu tratamiento de Ortodoncia invisible y tienes ya tus primeros “alineadores”… ¿Qué hacer?

Una serie de preguntas y respuestas que pueden hacer tu comienzo con esta técnica más llevadero.

 

Cada alineador lleva tu número identificativo de paciente  (el “DNI” con el que te registré en la web),  junto al logotipo de la empresa (una florecita)  en un extremo, así como el número de alineador.

“U 01” significa Upper 01, que sería el alineador nº1 para la parte superior.  “L 01” de lower 01, alineador nº 1  para la parte inferior.

Diferenciar el superior del inferior es fácil (no hay más que mirar que unos están hechos a la medida de los dientes de arriba y los inferiores para los dientes de abajo), pero …¿ y si tengo dos alineadores que prácticamente son iguales, cómo diferenciar cual es el 1 y el 2, por ejemplo?

¡Súper sencillo! Aunque el tamaño del numero es pequeñito, para poder identificarlos:  U01, U02; U03… y van en orden ascendente.

¿Cada cuánto me los tengo que cambiar?

Lo normal es que sigamos un protocolo en el que cambiaremos los alineadores cada dos semanas (14 días).

Habrá veces que me interese que los cambies con mayor frecuencia y así te lo diré en la consulta.  De todas maneras, siempre te daré por escrito las fechas en las bolsitas de los alienadores para que no tengas dudas.

Si decides descargarte la aplicación de “My Invisalign Smile”  puedes ir apuntando las fechas y ella se encarga de recordártelo.

Un truquillo que me ha chivado algún paciente es es ponerse una alarma en el calendario del móvil para ayudarte a recordarlo.

 

¿Cómo usarlos? ¿Cómo me los pongo?

Ya te he explicado la importancia de insertarlos con los dedos en las huellas de tus dientes y ajustarlos con la mano hasta donde puedas. Para que terminen de estar bien ajustados, sobre todo los primeros días, es muy importante que te ayudes de los “palitos de colores” que te entrego.

Estos mordedores hacen que el alineador termine de subir y así el ajuste sea mayor.

No hace que falta que los uses durante las dos semanas, con que estés los primeros días (3- 4 primeros días) usándolos suficiente.

Así, al haber mayor ajuste, yo estaré más tranquila en cuanto a que los movimientos programados en el “plástico inteligente” van a cumplirse.

¿Cómo me los quito?

Con los dedos también, introdúcelos en la boca buscando el extremo del alineador y tira hacia abajo para desinsertarlo (si es el de la parte de arriba), o hacia arriba si es el alineador inferior.

Lo que parece un trabalenguas y al principio suena complicado, según vayan pasando los días y vayas haciéndolo, verás que cada vez te cuesta menos.

¿Cúanto tiempo tengo que usarlo?

Con el tratamiento de Invisalign los alineadores deberían usarse unas 22 horas al día.  Eso significa que durante el día puedes quitártelos unas dos horas. Cuando te los quites,  al principio puedes ponerte alarmas para no olvidar volvértelos a poner.

Sé que eres buen paciente y lo que quieres es que los dientes se muevan según lo previsto, por lo que vas a colaborar.  En las cajitas que os entrego aparece bien grande  “Optimal Use 22h/ daily”, que en inglés significa 22 horas al día.

22h/día o lo que es lo mismo… Sólo quitarte el alineador para las comidas.

No hay dudas respecto a esto, cuanto más tiempo lleves los alineadores mejor para tí. 🙂

A veces, en situaciones concretas,  la norma está justificado saltársela.

Si tienes un evento importante (una boda o un compromiso al que no quieres llevarlos), o si te encuentras enfermo, con náuseas y no te apetece tenerlo puesto, tendremos que ver cuantos días no lo has usado para ajustarlo en el tiempo y compensar los días que no lo has usado, así de sencillo.

Una vez  una paciente me contó que hacia muchas paradas al día para comer,  por lo que  en lugar de usarlo 22 horas al día, estaba como 17-18 horas.  Así, lo que hicimos fue cambiar los alineadores en lugar de cada dos semanas,  cada 18 días.

Todas las dudas que tengas, no tengas problema en consultármelas.

Quitarse los alineadores para comer es una de las mayores ventajas para los pacientes, ya que podéis comer de todo (ay, la lata que dan los frutos secos y las aceitunas con hueso, que despegan brackets en mis pacientes con ortodoncia fija)

Una vez que termines de comer, cepíllate los dientes y enjuaga el alineador y vuelve a ponértelo.

Consejo: # Kit de viaje de limpieza dental

Un kit de viaje para la higiene dental es un súper útil para  todos los pacientes que coman fuera de casa, y para los usuarios de Invisalign.

Puedes hacerlo tú mismo;  hazte con un cepillo de dientes , pasta de dientes, seda y lo que utilices para limpiar tus alineadores. Tener una buena higiene oral es clave durante el tratamiento de ortodoncia, pues los dientes limpios se mueven mejor,  y es vital que mantengas tus encías y dientes sanos.

En cuanto a las bebidas….¿Puedo beber con el alineador puesto?

La respuesta es si para el agua (Incolora, insípida y inodora), ya que el resto de líquidos pueden decolorar tus alineadores

Refrescos, zumos, vinos, café o té que tanto nos gustan y alguna paciente ya me preguntó si era necesario dejar estas bebidas durante el tratamiento. La respuesta es no, puedes seguir tomándolos, pero sin los alineadores puestos.

 

Sé que algunos pacientes me dicen que si ¿con pajita pueden beberlos?

Más que como odóntologo, a nivel personal te diría que es un poco “marrano” tomarte un café con los alineadores puestos, porque además de que la temperatura (cafe/té caliente) puede debilitar el material con el que están fabricados, es bastante antihigiénico si entran restos de liquido entre el plástico y tus dientes.

Generalmente, las bebidas que no son agua, suelen llevar azúcares disueltos. Zumos de frutas, refrescos, vino… además de teñir los alienadores pueden ser un enemigo para la salud oral.

Resumiendo mucho, te diré que el azúcar es una causa para la aparición de caries, por lo que evita este riesgo bebiendo siempre con los alineadores quitados. Tu salud dental lo agradecerá.

Consejo: # Lleva agua

Para permanecer hidratado, ya que es el único liquido que deberías beber con los alienadores puestos.  Así te garantizas, que si tienes sed y no tienes otra cosa “a mano”, llevas tu propia botella.

¿También tengo que lavarlos?

Si, claro, tienes que tener un buen cuidado de los alienadores para mantenerlos lo más higiénicos posible durante el tiempo que esté en uso.

Lo ideal es cepillarlos todos los días, ya que la saliva se acumula y si no,  el alineador olerá  “a rayos” y será desagradable el hecho de tener que usarlo con mal olor.

Consejo: Límpialos con un cepillo de uñas o un cepillo de dientes duro que dejes reservado para limpiar los alineadores.

Algún paciente que utiliza cepillo eléctrico para su higiene dental me ha contado un truquillo; tiene un cabezal reservado para limpiarlos y los mantiene así “a raya”.

#¿Me dolerá el usar los alineadores?

Más que dolor notarás molestia derivada del proceso de  inflamación que supone el movimiento dentario.  Es normal que los primeros días te notes algo incómodo, pero te acostumbrarás en seguida.

Eso sí, el día del cambio de alineador y los días siguientes puedes estar más molesto.

Otro truco que me cuentan mis pacientes (ya sabes que la finalidad de esta web es la de compartir información) es cambiar el alineador en la fecha que tienes apuntada antes de acostarte.

Si estás muy incómodo, puedes tomar medicación analgésica (paracetamol) y así no se hará tan duro el día del cambio del alineador.

#Otra pregunta muy común que me hacéis es si cambia la forma de hablar con los alineadores. 

Los alineadores están diseñados para que cubran la superficie de tus dientes y no invadan el resto de tejidos de la cavidad oral, por lo que llevarlos no tendría que suponer ningún tipo de problema de dicción

Eso sí, al principio tendrás que acostumbrarte a usarlos. Es muy útil leer en alto y tratar de esforzarte por pronunciar mejor, porque en cuestión de horas ya estarás acostumbrado.

Tienes dos cajas  #CAJA ROJA | CAJA AZUL

En las cajas escribe tu nombre y tu numero de teléfono, por si te las dejas olvidadas en algún sitio, para que puedas recuperarlas.

Cajitas para guardar tus alineadores Invisalign®

Consejo: Por favor, siempre que te quites el alineador …. ¡a la caja!

Guardarlos en el bolsillo o en una servilleta no es buena idea…. ya que así se han perdido muchos porque acaban en el cubo de la basura.

Usa una de tus cajitas para los alineadores que están en uso  y la otra,  para los alineadores que te acabas de quitar. Así, si pierdes los que estás usando y no tienes más para cambiarte, puedes usar el alineador anterior hasta que puedas acudir a la consulta para verme.

 

 

Una respuesta a “INVISALIGN. La alternativa a los brackets”

  1. Hola!
    Soy usuaria de Invisalign gracias a Beatriz. Estoy en el alineador 16 de un total de 23, aunque sé que después voy a tener que hacer refinamiento, que es terminar de solucionar “cosillas” pendientes…

    Al principio fui un poco reacia a llevar ortodoncia, ya que con mi edad (39) no quería verme la boca “llena de hierros”, pero gracias a la alternativa de Invisalign, estoy encantada, ya que no se nota prácticamente nada!!!

    Mi experiencia:
    – No me afecta al habla, nadie me ha notado que haya cambiado mi forma de pronunciar.
    – Me cambio los alineadores cada 14 días la noche antes de empezar el día que toca, por ejemplo, si pone que debes ponerte los alineadores el día 25, yo me lo cambio la noche del 24 antes de irme a la cama y normalmente me tomo ya un paracetamol.
    – No duelen los cambios, si que molesta un poco los primeros días. En mi experiencia hay alineadores que molestan mas que otros, será según lo que estén “moviendo” en cada cambio….
    – Además yo tengo “attachments” y “botones”. Los primeros son unos puntitos de material igual al color del diente para ayudar a moverlos, y que prácticamente ni se notan; y los segundos son para enganchar unas gomas para ayudar todavía más a mover los dientes. En mi caso sólo llevo “botones” en las muelas del lado derecho de la boca, ya que tenia la mordida muy cruzada en ese lado, pero casi ni se ven las gomas.
    – Al principio sonreía poco, pero en cuanto te acostumbras, ya sonríes y hablas con normalidad. La gente, salvo que se fije mucho, no notan que llevas nada!!
    – Quitar y poner los alineadores al principio parece muy complicado, pero enseguida te acostumbras y lo haces con mucha soltura, incluso yo que tengo las gomas del lado derecho.
    – Comer ya sabes que no puedes, pero beber…pues mira, yo bebo cerveza de vez en cuando…y aunque si que es cierto que tiñe un poco los alineadores (no es inmediato, se va tiñendo poco a poco), cuando ya ves que están “menos transparentes”, han pasado 14 días y toca cambio, así que no llega a ser una tinción que llegue a notarse…por lo menos eso me pasa a mi.
    – Limpieza, yo lo hago con un cepillo de dientes manual y pasta de dientes normal, los cepillo casi a diario, ya que si no huelen un poco. Suelo hacerlo por la mañana, ya que después de pasar la noche con ellos, es cuando mas “sustancia” se me acumula.
    – El cambio….yo lo he notado sobre el alineador 13-14 más o menos de un total de 23. No desesperes si al principio no notas cambios…son graduales.
    – Arrepentirse….pues mira sí, algún día que estas cansado, con problemas y demás, y encima te toca cambio de alineadores y te molestan….si que desesperas y piensas para que te habrás metido en esto, pero es algo temporal. La sensación general es buena.

    Y poco más puedo decir….

    Si has iniciado este viaje con Invisalng y Beatriz, bienvenido, no te arrepentirás. Si todavía te lo estas pensado, ánimo, creo que es una alternativa algo mas cara que la ortodoncia normal, pero que merece la pena ya que visualmente (que era mi preocupación) no se notan prácticamente nada, son “invisibles”!!!

    Un saludo a todos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *